ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA PERROS

Existen algunos alimentos que tu perro no puede consumir ya que pueden llegar a ser tóxicos en cantidades elevadas, dependiendo del tamaño de cada perro y la cantidad consumida puede presentarse varios tipos de reacciones.

El Chocolate

El chocolate es un alimento muy nocivo para nuestros perros, en cualquiera de sus formas, este contiene una toxina llamada teobromina, que es inocua para los humanos pero muy nociva para otros animales, como los perros, en cantidades Inadecuadas puede provocar convulsiones, aceleración del corazón, diarreas y vómitos e incluso la muerte.

La Cebolla y el Ajo

Estos alimentos son tóxicos para los perros ya sean crudos, cocinados o en polvo (condimentos), debido a que contienen Sulfóxidos altamente nocivos para los perros, capaces de provocarles una importante anemia y destruir los glóbulos rojos de su sangre. También puede crear insuficiencias renales y un sin fin de problemas graves al ingerir cantidades elevadas de estos o cuando son muy sensibles.

Al ingerir cebolla o ajo el perro no enferma de inmediato, es posible que pasen incluso cuatro o cinco días antes de que muestren los primeros síntomas. También podremos notar como el color de su orina cambia a anaranjado o rojizo, algo que evidencia la ingesta de estos alimentos.

Los Lácteos

La Lactosa se asimila en el organismo de los humanos gracias a la enzima lactasa, los perros dejan de crear esta enzima a los pocos meses de vida, por lo que no son capaces de digerir la Lactosa que contiene la leche o sus derivados, provocando graves daños en su sistema gastrointestinal.

El consumo de estos productos incluyendo algunos quesos puede causar diarreas, dolor de estómago, gases, vómitos o graves problemas digestivos asociados.

No todos los lácteos son nocivos: Los yogures naturales no contienen lactosa y son beneficiosos para nuestros perros, ya que aportan buenos niveles de calcio, magnesio y proteínas, entre tantos.

 El aguacate La Patata y el tomate

Para los perros estos son altamente nocivos, No deben comerlos nunca crudos, o en  cualquiera de sus variables, ya que nuestros perros pueden intoxicarse rápidamente.

Los tomates y patatas contienen oxalatos y “glicoalcaloides”, mientras que los aguacates contienen “persina”. Si nuestro perro come alguno de estos alimentos, es más que probable que sufra problemas digestivos y también problemas urinarios, además de anomalías respiratorias o incluso llegar al estado de coma.

Las Uvas y pasas

Se desconoce por qué las uvas son tan toxicas para los perros, aún está en estudio pero ha quedado claramente demostrado que son altamente nocivas para ellos. La simple ingesta de unas pocas uvas puede causar una grave insuficiencia renal en tu perro, que podría matarlo.

Aunque tu perro haya comido uvas sin padecer ningún problema, no te arriesgues a darle nuevamente ya que ningún perro es inmune a las toxinas de esta fruta.

Frutos secos o con semillas

Las manzanas, las ciruelas, los duraznos, los caquis y otras muchas otras frutas similares pueden ser muy perjudiciales para nuestros queridos perros, las semillas de estos alimentos contienen pequeñas cantidades de cianuro, el cual podemos asimilar los humanos (en pequeñas cantidades) pero que los perros no asimilan.

No solo el cianuro es un problema en estos frutos, los huesos de las ciruelas pueden provocar obstrucciones intestinales capaces de provocar la muerte de nuestro perro mucho antes de poder tan siquiera detectarlos.

Un perro intoxicado por semillas con cianuro puede presentar síntomas graves como hiper-ventilación, convulsiones, problemas respiratorios graves e incluso la muerte.

Los Huesos

Los únicos huesos que puede comer un perro son los huesos carnosos y/o lechosos, tales como carcasas de pollo, alitas, muslos, costillas de cerdo, etc…  siempre deben estar completamente crudos, nunca cocinados. Los huesos cocinados se astillan al masticarlos y pueden quedar clavados en la garganta o sistema gastrointestinal de nuestro perro, algo que puede causarle incluso la muerte.

Otros huesos que los perros pueden comer, son los grandes, duros y redondos, como la rodilla de vaca o ternera.

El Alcohol

El alcohol es un veneno muy potente para los perros, en dosis medias, puede causar que nuestro perro entre en coma o muera. No es ninguna broma, los perros no toleran el alcohol.

Bajo ningún concepto deben tomar este tipo de bebidas ni otras sustancias estimulantes como bebidas energéticas o refrescos, son alimentos prohibidos para los perros.

Café o té

La cafeína es puro veneno para nuestros perros. No pueden tomar nada que contenga cafeína ni derivados.

Los comentarios están cerrados.